La Búsqueda Lúdica

Nigel Ayers


Sección Contraculturas

[Nigel Ayers es el co-creador del grupo de música industrial  Nocturnal Emissions –junto a la fallecida Caroline K.-, además del editor de la publicación Network News, usualmente dedicada a la psicogeografía y autor de varios libros, entre los que se destacan “Bodmin Moor Zodiac”, “A Dictionary of Space Cornish” y “Lusitania”]

¿Donde está el centro de Inglaterra?

 La prensa nos quiere hacer creer que el centro de Inglaterra está en algún área  donde vive gente de clase media, con visiones moderadas, y más o menos, cerca de Londres.  Sin embargo, lo que ha sido, de hecho, una de las principales características de la sociedad de clases en Gran Bretaña en las últimas décadas ha sido la pérdida de una "clase media” y una brecha cada vez mayor entre los muy ricos y los muy pobres, la desintegración de las comunidades y la ubicuidad de la mentalidad conocida como cultura de empresa. Para cubrir los defectos feos de lo que se supone que es una sociedad democrática, esta Mitad de Inglaterra  ha sido creada. Esta Inglaterra del Medio tiene características que indican que no es de hecho una zona física, sino un área psíquica, un área de mitos.

Una forma de romper este mito es mirar a los conflictos que siguen haciendo estragos en el centro de Inglaterra. Con esto en mente, buscamos el auxilio del mayor de los sistemas imaginarios que funcionan de forma racional, es decir, las matemáticas, para encontrar el centro de Inglaterra. Si simplemente dividimos un mapa del país trazando una línea que va del extremo norte al extremo sur y otra lína que une el extremo este con el extremo oeste, entonces el medio de Inglaterra está en donde estas líneas convergen y se unen. Si intentás hacer esto por vos mismo, vas a encontrar que el centro está en las zona que se conoce, justamente, como “Midlands” o “tierras centrales”. El centro exacto está, según mis cálculos, en Tideswell, en un afloramiento rocoso conocido como la Piedra de Pedro. Esto está en la base de los Peninos, la columna vertebral de Inglaterra, así que si quisiéramos usar una metáfora que equipare la tierra con el cuerpo humano, esto lo sitúa en la zona que los practicantes de artes marciales marciales llamar el hara, o punto exacto de equilibrio del cuerpo.
La Piedra de Pedro tiene un parecido curioso con el Omphalos de Delfos, que  era conocido como el centro exacto de la antigua Grecia, donde se encontraba una piedra especial que se utiliza como oráculo.

En el Album “Spiritflesh” de Nocturnal Emissions decidimos que el arte de tapa sea una foto de la Piedra de Pedro:

Como una variación del ejercicio cartográfico anterior, puedes agregar las fronteras psicogeográficas de Escocia, Gales y Cornwall o cualquiera de las otras islas británicas como para adaptar esto a tu modelo mental de la Nación, y ver donde se encuentra el centro entonces.

Los que tengan una inclinación más mística, tal vez se interesen en saber que, según los historiadores medievales, una versión del ejercicio propuesto más arriba con el  mapa fue sugerido al mítico Rey Ludd, cuando él estaba teniendo algunos problemas en su reino. Estos problemas eran causados ​​por un par de dragones que luchaban y se enfrentaban en el centro de su reino.  El Rey Ludd era de origen troyano y un urbanista astuto. Se dice que Ludd había construido una nueva Troya, que más tarde fue llamada “Luddein”, o Londres, en su honor. Está abierto a la especulación si esta temprana Londres tenía la forma de la antigua Troya, con laberínticas murallas. Formas de esta nueva Ciudad de Troya, un laberinto de siete murallas, se puede encontrar en muchos antiguos sitios ceremoniales en toda Europa.

El nombre de Ludd es conmemorado por el Ludgate Circus de Londres [N. de T.: se trata de un cruce de rutas en las afueras de Londres]. En la región central, la iglesia de Lud es un impresionante abismo rocoso en el Bosque Negro que se situa sobre Dane Valley en Staffordshire. Este es el lugar donde se dice que Sir Gawain ha enfrentado al Caballero Verde. También hay una famosa piedra blanca en Luddenden Dean (West Yorkshire) sobre la que se dice que aparece "recién pintada por desconocidos la mañana del Primero de Mayo de cada año como parte de una continua y secreta tradición celta”

El nombre de Ludd resurgió en las Tierras Centrales de Inglaterra durante la época de agitación social, cuando la clase media y trabajadora, fueron creados. El término “Ludita”  ha llegado a ser aplicado a cualquier adversario del cambio industrial o la innovación. Según el diccionario Collins, el término se refiere a cualquiera de los trabajadores textiles que se oponían a la mecanización y que organizaron la destrucción de las maquinarias fabriles entre 1811 y 1816. Los luditas, supuestamente, tomaron el nombre de Ned Ludd, un obrero Leicestershire del siglo 18, que destruyó varias maquinarias industriales. Rybcznski, en 1983, mencionó que también pudieron haber tomado el nombre del Rey Ludd.

Los luditas han sido representados como un grupo ha organizado una resistencia a los cambios tecnológicos. Se suele decir que se habían organizado en contra de los avances tecnológicos en la industria textil. Sin embargo, el de ellos no fue un rechazo a la tecnología per se, sino un rechazo de la tecnología que se estaba utilizando en una cierta manera que ponía en peligro su vida y su sustento. La industria textil había consistido hasta ese entonces de un gran grupo de artesanos que trabajaban en sus propios domicilios, con sus propias horas, la tecnología que se introdujo fue la destrucción de esta autonomía de los trabajadores, mientras que se inauguró el trabajo esclavo en las nuevas fábricas textiles.

Cuando Richard Arkwright construyó sus oscuro y satánicos molinos, estos se completaron con troneras y torres con francotiradores para hacer frente a la posible oposición de los trabajadores. Él construyó un prototipo de molino de agua es Cressbrook (Derbyshire) en 1779. El sitio que fue elegido sólo está a un par de kilómetros del centro exacto de Inglaterra, y de acuerdo con el geomanta Nigel Pennick, el molino de agua simboliza el vínculo que la antigua religión nórdica establecía entre el cielo , la tierra y el inframundo. Cuando la patente del molino de agua fue anulada, un número de propietarios de tierras locales se subieron al carro y construyeron fábricas similares. Diversas noticias publicadas en el periódico  Ashton Ashton Chronicle en 1849 hablan de cómo los niños y niñas de siete u ocho años de edad se tomaron de asilos de Londres y fueron enviados como aprendices para trabajar en los molinos de Cressbrook y Mill Litton. Los niños que intentan dejar estos aprendizajes fueron condenados a penas de prisión en la Casa de Corrección de menores. Las horas de trabajo de estos niños esclavos eran de antes de las cinco de la mañana hasta las nueve o las diez de la noche, sin ningún tiempo libre permitido fuera de las comidas. Thomas Blincoe escribió en sus memorias:        

'... Ellice Needham, el dueño, tuvo cinco hijos, Frank, Charles, Samuel, Robert y John. Estos jóvenes, en particular Frank y Charles, eran especialmente crueles con nosotros, junto a un capataz que se llamaba Swann. Solían caminar todo el tiempo por el molino con cachiporras de madera, con las que nos pegaban sin ninguna piedad. Frank una vez me golpeó hasta que él mismo se asustó. Pensó que me había matado. Él me había golpeado en la sien varias veces y para cuando terminó la golpiza yo no podía despertar. Pasó un largo tiempo antes de que logré volver a estar conciente otra vez.. Swann tenía un palo de unos dos metros de largo con un alfiler o aguja insertado al final de la misma,, le gustaba escurrirse sigilosamente detrás de nosotros, y sin aviso clavarlo hasta el fondo en el muslo o en cualquier otra parte de nuestro cuerpo, cuando menos lo esperábamos. Una vez me tiró al suelo y me molió a golpes con un grueso bastón en la cabeza y la cara, maldiciéndome de la manera más horrible. Para salvar mi cabeza, intenté levantar el brazo, esto pareció enojarlo aún más, pues golpeó el brazo con la mayor fuerza posible hasta que me quebró los huesos. Aún tengo esas marcas y me ha quedado un dolor constante en el brazo que no se irá jamás, supongo que sólo la muerte va a lograr que deje de sentir ese dolor punzante. Aunque me habían fracturado el brazo, nunca los patrones me permitieron recibir cualquier tipo de tratamiento médico. El hecho de pasar un día entero sin ser golpeados reiteradas veces era un hecho extremadamente inusual....”

Aunque estas noticias no parecen haberse filtrado en la internet, los luditas no estaban en contra de la eficiencia tecnológica, sino en contra de estas condiciones laborales.

Visité el Molino Litton  hoy, se encuentra en un valle arbolado, cerca de un centro de estudio de la naturaleza y un albergue juvenil. Los edificios del molino están abandonados, con vidrios rotos en los marcos de las ventanas, es una monstruosidad, el tipo de lugar una banda de música industrial quisiera fotografiar para las tapas de sus discos. Hubo algún tipo de plan de contrucción y remodelación allí, junto a un cartel que anuncia que la obra se terminará en 1996, estamos en 1997 y la obra se ve abandonada. Los carteles de obra cerca del molino anuncian que se crearán apartamentos de tiempo compartido y que hay una solicitud de financiación hecha a la Lotería Nacional, mientras que en las paredes cercanas se pueden ver algunos papeles que han pegado vecinos de la zona en oposición a ese plan.

De vuelta al diccionario: las palabras cercanas a ludita, lúdico y ludo parecen tener sus raíces en la palabra latina que significa jugar. Para replantear a los luditas en el contexto de la cultura avant-garde de finales del siglo XX, podemos decir que Lud o Ludd era un nombre múltiple, un mismo nombre con múltiples usuarios.

Un nombre de múltiples usuarios es un nombre que puede ser utilizado por cualquier persona y está conectado a las teorías radicales de juego. Algunos defensores de este concepto también afirman que es una forma de “examinar de forma práctica las nociones filosóficas occidentales de la identidad, la individualidad, el valor y la verdad". La invención de estas "identidades colectivas" ha sido muchas veces erróneamente atribuida a los  artistas británicos dedicados al arte por correo [mail-art] Stefan Kukowski  y Adam Czarnowski a mediados de los setenta, con su invención del nombre múltiple “Klaos Oldanburg”, seguidos por el artista de arte por correo norteamerricano David Zack y el nombre múltiple ideado por él: “Monty Cantsin”. Esto es simplemente un ejemplo de un grupo de artistas incursionando en un terreno ya pisado y emulando tácticas que ya habían sido utilizadas por otros sectores de la cultura. Los nombres múltiples ya habían sido populares a lo largo de varios siglos en sectores culturales que no forman parte del mundo del “arte”. Es el caso de Robin Hood en la Edad Oscura de Inglaterra. El Kilroy del famoso grafiti memético “Kilroy was here”, las novelas escritas bajo el nombre múltiple de Nick Carter, El Wally de los 70’s, e incluso los millones de personas que han firmado libros de visitas a museos como “Mickey Mouse”. Esos son sólo algunos ejemplos que me vienen ahora a la mente. Otros ejemplos actuales son Karen Eliot y Luther Blissett.

El nombre de Ludd fue utilizado por activistas bajo una gran cantidad de variaciones: General Ludd y Ned Ludd. Una Lady Ludd lideró una inmensa huelga de hambre en Leeds en la que participaron hombres luditas travestidos como esposas de Ned Lud. Los luditas eran muy conscientes del poder del mito y la metáfora, un escritor Ludita de Sheffield describía a su ciudad como la nueva ciudad de Vulcano.

Un rival moderno del movimiento ludita, como precursor de los sindicatos modernos, decidió llamar a los luditas: “negociadores colectivos amotinados”. Los luditas fueron aplastados por el Parlamento Inglés cuando éste despachó 12.000 soldados y los líderes del movimiento fueron ejecutados o deportados a Australia. Un levantamiento similar, pero independiente de los luditas, tuvo lugar en 1830 y llevó a la destrucción de las trilladoras de los trabajadores agrícolas en las zonas rurales del sur de Inglaterra. Este movimiento, menos conocido, pero al parecer más eficaz utilizaba el nombre múltiple “Captain Swing”.

En estos días, en los EE.UU., acaparando una buena cantidad de espacio en Internet, hay un grupo que se hace llamar los neo-luditas, su portavoz y jefe  es el escritor  Kirkpatrick Sale. Sale gusta de vestirse con antiguos atuendos ingleses del siglo 18 para hacerse pasar como un extaño ser que canaliza la energía de Ned Ludd. A Sale le gusta tirar computadoras al suelo y destruirlas mientras da sus conferencias. Este movimiento neo-ludita norteamericano, en vez de preocuparse por la explotación social que utiliza vías tecnológicasm como lo hacían los luditas de antaño, parece elegir quedarse en un siglo 18 imaginario donde su protesta no se dirige hacia nada en particular.

Están más cerca de Disneylandia que del medio de Inglaterra.

Nigel Ayers, Derbyshire, Inglaterra, 23 de Enero de 1997

Traducción por Julián Moguillansky