Satán ha muerto

John Eden


Sección Contraculturas

 

Satán ha muerto

Misantropía significa nunca tener que decir que "lo lamento"

Turbulence Remix
Por John Eden
1993

 

En los últimos meses hemos recibido un gran número de manuscritos y fanzines que no son más que re-escrituras de la "filosofía" del Satanista Anton LaVey, llenos de la misma postura vacía y sin ningún contenido más allá del juvenil "vamos a asustarlos". Nos resulta evidente que alguna gente percibe que nosotros tenemos inclinaciones "Satánicas"... pero no. Nos interesan las manifestaciones de la cultura ocultista in todas sus formas, pero tenemos poca simpatía hacia algunas de las vertientes más recientes en ese campo.

Queremos aclarar algunas cosas.

Anton LaVey, el fundador de la Iglesia de Satán (o Church of Satan), siempre ha sido más carnaval que carnívoro y sus escritos "Ocultistas", más que mostrar una "mente brillante" se suelen limitar a repetir lo mismo que ya han dicho quienes lo han influenciado a él, unas raíces que cada vez envejecen más. Para LaVey, la imagen parece serlo todo. Detrás de sus homilias acerca del "individualismo" y la "libertad", la realidad de la filosofía de LaVey no muestra mucho más que una persona constantemente atrapada en una red que él mismo construyo. Los "valores eternos" de Church of Satan son meramente una forma de decir que su filosofía no avanzó ni medio milímetro en los últimos 30 años. ¿Y cuál es esta filosofía?

LaVey clama ser un verdadero adversario y un desafío para la Iglesia Cristiana, al mismo tiempo en que se declara el gran enemigo del Cristianismo, asegura que puede disparar una suerte de incremento evolutivo en sus seguidores. Nosotros lo vemos bastante distinto. Church of Satan se ha mantenido perennemente en la retaguardia, disparando contra ocultistas, paganos y claro, también contra los Cristianos; la legión vestida de negro que persiste en reforzar la dinámica dualista que LaVey dice detestar tanto.

El contenido real de las ideas de LaVey puede ser resumido en dos renglones: Haz lo que quieras; que no te atrapen; el fin justifica los medios; y (realmente muy útil) sé exitoso.

Más allá de esto, sus rituales son simplemente parodias teatrales con vestuario de lujo, confusos y contradictorios. Él y sus seguidores gustan de atacar a los ocultistas que utilizan "nombres de dioses" y formulas complejas, y luego embarran todo su trabajo con al menos tantos como los que utilizó Crowley en toda su vida. Sabemos que un poco de psicodrama puede ser útil, pero realmente, si desean legar a ese extremo entonces les convendría leer a Dennis Wheatley!

Pero veamos la doctrina básica de Church of Satan:

Superficialmente, esta idea de hacer lo que deseas sin ser atrapado suena atractiva, pero en un largo plazo sólo crea una forma de vida que provee ganancias a muy corto plazo y perdidas en el largo plazo. Es el síndrome del viejo adicto (muy bien descripto por William Burroughs) que necesita cada vez más recursos para resultados cada vez más pequeños. En cierto momento ya haz acabado con todos tus proveedores y necesitas armar las maletas y retirarte a otro sitio. En un sentido matemático este negocio no funciona y ningún arreglo con Cristo o Satán puede cambiar esto. Es por este error básico en su pensamiento que LaVey permanece en un tiempo congelado y literalmente no puede moverse. Él se ha atado a sí mismo a una droga en particular y teme moverse porque puede llegar a perder su surtidor intravenoso.

Y esta droga ni siquiera es demasiado interesante. LaVey no es tonto, pero necesita portarse como una sanguijuela que busca tontos; lo que significa, dicho sea de paso, que necesita rodearse de tontos para mantener su posición. Esa es la red que él mismo ha tejido. Y otra vez, por esto mismo es que en 30 años no ha propuesto siquiera una sóla idea novedosa: no hay lugar para el intercambio en su mundo. La "filosofía" de LaVey es, por propias posiciones, una filosofía de la atrofia y la cobardía personal. Encuentra una silla, siéntate derecho y espera hasta que todo termine.

En muchos de los escritos Satánicos que hemos leído se traza una equivalencia entre el desarrollo personal y la superioridad genética: los débiles serán aplastados por los fuertes (oh! Que susto!) que reinarán como Hombres de Hierro (y esto significa, generalmente, hombres ¿no?), que seguramente son ellos. Es una abstracción preciosa - ¿Qué sucedería si la quisiéramos aplicar?

De hecho, nunca es posible siquiera llegar al primer escalón de esta sucesión. LaVey, al igual que los demás suprematistas de cualquier especie, vende una ficción tan frágil como las que se pueden encontrar en la tienda de baratijas de un carnaval. Comenzamos por aplastar y eliminar la raíz más débil, bueno. Veamos que nos queda como resultado: una vez cortada esta primer raíz más débil, la que era la segunda raíz más débil se ha transformado ahora en la más débil de todas las raíces, entonces... aún tenemos una raíz más débil (sin importar la forma en que esta sea definida). Cortemos entonces esta otra raíz, también la siguiente, y la otra, y la que sigue después de esta otra. Es un programa perfecto de auto-destrucción, no importa desde que lado se lo mire. No nos sorprende que LaVey haya sido la incubadora de varios grupos neo-nazis. Su "filosofía" es la carne y el vino de ese tipo de organizaciones -la búsqueda sin fin de chivos expiatorios, el enaltecimiento de la violencia, la imposibilidad de mirarse a sí mismo, el regreso a "valores" "tradicionales", el rechazo a cambiar de posición sin importar cuán insostenible o atrasada esta se torne. Aunque no estemos a favor del psicoanálisis poco pulido, no podemos hacer más que reír cuando vemos la constante promoción de ideales como: "el Odio es Bueno", "El Poder Absoluto es Correcto", "Todos Son Estúpidos (excepto yo)". Incluso los niños pequeños aprenden a superar sus rabietas. ¿Quizás podría ser más útil intentar examinar que elementos del orden social existente hacen que la gente se sienta tan desprotegida y vulnerable?

Sin importar la retórica acerca del absurdo de la "filosofía" Satánica cuando se la confronta con el "mundo real", aún existe mucha gente viviendo allí. La misantropía puede ser interesante, pero sólo existe en una compleja sociedad industrializada basada (en algún sentido) en la co-operación. Si todos viviésemos según las leyes de la jungla, sería un poco complicado conseguir la última baratija del Black Metal Nórdico en CD ¿No es así?

Nuestra magia busca la integración, no la desintegración. Se trata de aprender a cambiar e incorporar nuevos mapas en la propia conciencia mientras crecemos. Jamás ha sido un "es el fin del milenio, luchemos con el gran enemigo hasta la muerte". Eso no tiene el menor sentido - no queda absolutamente nada al final.


Boyd Rice: Lider del grupo musical NON y una de las caras más populares de la Church of Satan

LaVey habla acerca de destruir al enemigo, ignorando la verdad más básica: "La Magia Se Defiende Por Sí Misma". El Poder Absoluto dificultosamente es Correcto -tan sólo alcanza con mirar un poco al mundo para darse cuenta. El universo del Satanista es un caparazón de ilusiones que termina siendo una prisión para cualquiera que lo abrace. Este caparazón viene completo, incluye una librería, joyería, posters y una selección de música a la cuál hay que adaptarse para encajar.

Pero lo que resulta más notable, y viene como confirmación de lo anteriormente escrito, y nuestra fuente es la mismísima boca del caballo, es la propaganda que propaga Church of Satan y aquellos que se inspiran en esa Iglesia. Si dejamos por un segundo a LaVey de lado y vemos que ofrece el resto de la literatura de Church of Satan vemos que lo que hemos obtenido a cambio de nuestro dinero es un resumen sin forma de la política de la represión y el control. Las Armas son grandiosas, la Violencia es grandiosa, la Policía es grandiosa, los Nazis son... oh! Claro, a menudo se detienen en este punto ¿No es así? Demasiados artículos que exaltan a Hitler hemos visto, claro que siempre salen del gran aprieto más o menos así:

"eh, oh! Bueno... tan sólo estoy explorando este conocimiento prohibido. Es decir, estoy en el asunto de las runas y la SS se trataba más o menos de lo mismo, pero porque esté usando este saco de cuero con una swastika no significa que yo sea nazi. Oh no, es tan sólo un símbolo antiguo, ya sabes al respecto. Igualmente yo odio a todo el mundo sin importar la raza, y cuando dije que las masas debían ser exterminadas no quería decir que esto deba hacerse en campos de concentración. Yo odio toda esa corrección política. ¿Escuchaste este CD? El Cantante quemó una Iglesia, y... ah! También el dijo que odia a los judíos, pero ya sabes, eso es el rock and roll. Igualmente es un paradigma que he adoptado por razones mágicas... Creo que habías dicho que eras un librepensador"

Este sector de la cultura underground está tan aterrada del mundo que tan sólo pueden atacarlo. Dependen de un pensamiento Darwinista absolutamente retrasado para justificarse a sí mismos, no son capaces de desarrollar siquiera un sistema productivo y coherente de vida que exceda su supuesta visión de la vida: aquí y ahora, eso es todo. Al decir que son la cara opuesta de la sociedad desean hacer una proclama contra el pensamiento corrompido, pero se han sumergido tanto en sus propios mitos que han acabado siendo tan dogmáticos, reaccionarios y dualistas como su gran enemigo. Este es el problema que han tenido todos aquellos que han hecho del tener enemigos la única razón de sus vidas. Terminan tocando la misma melodía, no importa si te gusta o no. "¿Deseas una Guerra Total?" Hmm... no, gracias ¿Por qué no una taza de té?

Si el Satanismo es una "filosofía del poder" entonces es una muy pobre. El poder cambia de lugar en el globo siglo a siglo, pero parece que nunca le llega el turno al pequeño grupo de gente que publica tanto material rojo y negro. Durante los últimos 2000 años, prácticamente todos los grupos que han ostentado el poder durante un periodo considerable de tiempo han sostenido creencias bastante más cercanas al Cristianismo que a alguna ideología proto-Nitzscheana. Claro, los Satanistas más inteligentes como Boyd Rice y LaVey se escabullen diciendo que esto se debe a que los líderes Cristianos son Satanistas encubiertos que alimentan a su ganado con decepción. En un esfuerzo por aceptar esta extraña redefinición de la historia mundial, imaginemos que esto es así... entonces ¿Para qué molestarse? Si es el poder lo que realmente están buscando ¿Por qué hablar tanto acerca de ello en vez de adquirirlo? (y realmente es necesario elegir entre estas dos opciones). El Vaticano y la Capilla Sixtina comparada con el pequeño altar de LaVey y una copia del último fanzine Satanista... ¡Dificil elección!

¿Y poder sobre qué, sobre quién? Poder sobre uno mismo parece bastante sencillo. Seguramente no es poder sobre el Estado -ni siquiera es posible leer literatura Satánica en la mayoría de las prisiones estatales. ¿Poder sobre José el plomero, miembro pago de las masas sin cerebro tan despreciadas por la elite de ropaje negro? José se ríe y continúa con su trabajo, el sabe que el hombre vestido siempre de negro y con símbolos extraños es un poco extravagante, pero siempre paga en término a pesar de que sea un poco tímido. Ah! Claro, casi nos olvidamos! Se trata de poder sobre las Fuerzas Oscuras, tan terribles que resultan incomprensibles para los que no son "de la sangre" Satánica. No vayas a la casa Johnson, cosas muy extrañas suceden allí! Bueno, si la cuestión es el juego del rol, entonces enviamos a Scooby Doo para que resuelva el asunto y desenmascare al malvado mayordomo.

El Satanismo es elitista. Esto no es lo mismo que creen muchos Satanistas, es decir, que ellos son la elite. Básicamente se trata de una estructura estratificada con gurues en la cima, sus mensajeros en el siguiente nivel y una masa que consume los productos de aquellos que están por encima suyo. Si reemplazas a los gurues por, imaginando un ejemplo, un presentador de algún programa de TV o Madonna, y a los mensajeros por la sección de espectáculos del diario, puedes ver que todo esto se trata solamente de una reproducción dentro de un microcosmos de la cultura popular más burda. Un punto a favor de los Magos del Caos, aunque dudo que la mayoría de ellos eligiría adoptar este último paradigma -sería demasiado simplista para ellos. Las verdaderas elites no pasan todo el tiempo comentando acerca de su superioridad, no tienen ninguna necesidad de hacerlo.

Los Satanistas son malvados hasta que llega la policía. En ese momento los baphomets se guardan en el placard y son puras caras sonrientes. Para ser una filosofía basada en la indulgencia parece tener demasiadas excepciones: no hay ninguna moral, pero lastimar niños y animales (excepto por razones alimentarias, les concedemos el punto) es "malo". Ninguna droga porque distorsionan los sentidos (Oh! Excepto el alcohol, por alguna razón inexplicable -aunque estoy seguro que no tiene nada que ver con la aceptación masiva que tiene esta droga dentro de las masas sin cerebro). Muy frecuentemente vemos en su literatura como hubiese actuado un "verdadero Satanista" frente a determinadas situaciones, algo que nos recuerda mucho a los curas explicando como los "verdaderos Cristianos" nunca hubiesen matado en nombre de Dios. Tan sólo se trata del glamour de ser los chicos malos. Nada mal, pero bueno, en algún momento uno comienza a preguntarse si algo de todo esto tiene sentido.

Nuestra magia es diferente. Deseamos explorar nuestras propias debilidades y fortalezas, compartirlas con el otro sin preocuparnos demasiado acerca de cultivar una imagen. Hemos aprendido que no tiene sentido alguno presentar una ideología considerada 100% correcta para que todos sigan -esto sólo sirve para verse como un tonto cada vez que algo nuevo se presenta y te cambia la mente, y nosotros amamos ese momento. Dudo que nos encuentres haciendo grandes proclamas acerca del estado del mundo. No necesitamos hacer todo ese ruido, aunque podemos hacerlo cuando es necesario. Sabemos que la magia verdadera es a menudo bastante silenciosa. Realmente no importa si nadie sabe quienes somos, el nombre del juego no es fama, sino evolución. El lento progreso de los humanos a través del tiempo, cada vez integrándose más, aprendiendo como no arruinar las cosas, como no matarnos entre nosotros, aprendiendo que el momento actual no es la única realidad posible. Hay veces en las que nuestras preguntas son más importantes que nuestras respuestas.

"Un hombre nace gentil y débil. Al morir es duro y rígido.
Las plantas verdes son tiernas y llenas de savia. Al morir son huecas y secas.
Rigida y derecha es la disciplina de la muerte.
Gentil y flexible es la disciplina de la vida.
De igual manera, un ejercito sin flexibilidad jamás gana una batalla.
Un árbol demasiado rígido se quiebra muy facil.
Lo duro y fuerte caerá. Los suave y flexible quedará."

LAO TSE

 

La versión original de este artículo fue publicada por T.O.P.Y. Station 23. Esta traducción se basa en el Remix (o re-escritura) que hizo Turbulence de este texto.

Traducción por Julián Moguillansky