Podrías Morir Mañana

John Eden


Sección Contraculturas

Podrías Morir Mañana

"Resulta interesante ver que las enfermeras y los doctores pasan más tiempo salvando la vida de la gente que el tiempo que esa misma gente realmente dedica a vivir su vida"

Dave Fanning, Academy 23

El eslogan "Podrías morir mañana' llegó hacia mi a principios de 1992 y ha sido una fuente de interminables problemas y exploración desde entonces. La mayoría de la gente, a la que le he mencionado el eslogan, y reaccionó emotivamente, lo hizo de manera negativa o sin entenderlo. Esta fue una de las razones que me llevó a continuar usándolo. Es diferente a otros eslóganes: podes estar de acuerdo o en desacuerdo con un eslogan político, los eslóganes publicitarios son simplemente absorbidos y probablemente no tengas la menor idea acerca del significado de los eslóganes del Arte de vanguardia (¿o soy yo el único?).

Cuando introduje en una conversación normal la frase mencionada, obtuve como respuesta una de estas cuatro reacciones:

1. "Ah! ¿Pero por qué tenés que ser tan negativo?"

¿No odias a los Hippies? Particularmente a los renacidos hippies que creen que escuchar un par de discos de Hendrix y fumar cantidades industriales de marihuana va a iluminarlos de alguna manera. La filosofía de creer que todo lo negativo es "malo" usualmente es encontrada en gente que tiene vidas muy confortables, muy "positivas". Si sos suficientemente adinerado o estás semi-dormido todo el tiempo, la muerte puede romper tu pequeña burbuja de cristal. Ese es el problema de vivir la vida sin balance. Puede ser que enfocarse en la muerte sea negativo, pero negar la muerte es negarte a vos mismo y a tu posibilidad de vivir realmente. Lo negativo intensifica a lo positivo.

2. "Ya sé todo acerca de la muerte, uso ropa negra, tengo libros acerca de asesinos seriales"

Hmm... ¿Eh? El otro lado de la moneda del Hippiódromo. La muerte como un fetiche es cada vez más popular en varias subculturas "alternativas". ¿Y por qué no? Todo ese Negro y Rojo junto a una cara gótica se ve muy dulce. Lamentablemente, añadir glamour a la muerte la transforma en un producto. La muerte que podes comprar no es la muerte que estamos examinando aquí. La muerte comercial es una versión satanizada de lo mismo que podes obtener de "A-Team" (o "Brigada A"). Los actores simplemente se caen cuando una bala los alcanza y la cámara luego apunta hacia otro lado. BANG, un arsenal militar estalla. Corte. Escena de la atractiva hija secuestrada reuniéndose con su familia. Esa no es la realidad. Pero no es divertido ver a gente corriendo sin un brazo y gritando en la calle ¿No es así? No tendrías propaganda de McDonald's en los cortes publicitarios ¿O si? (1). No es posible permanecer en duelo constante por lo negativo sin enloquecer o trivializarlo.

3. La gente del "tipo 3" considera que los estoy amenazando y comienzan a esbozar pequeñas sonrisitas nerviosas o huyen despavoridos. Tal vez es porque yo soy alto o algo así. Algunas personas toman todo de una manera demasiado literal.

4. El último grupo está conformado por aquellos que resultan muy graciosos, aunque no lo son en la manera que ellos imaginan (jejeje)...

Son un caso similar al de una compania de productos navideños que consideró educacional imprimir citas famosas en sus tarjetas de Navidad en vez de recurrir a los mensajes típicos. El problema es que los niños esperaban leer algo gracioso y terminaron riendo histéricamente al leer discursos de George Washington (2).

La muerte usualmente es graciosa si:

a) se trata de la muerte de otro.
b) tiene algún elemento bizarro.
c) es distorsionada por los medios de comunicación.

Como en Tom y Jerry. Existen estudios psicológicos interesantes acerca de por qué la gente recurre al humor negro después de desastres como Zebrugee (3). Es un proceso que permite a la gente distanciarse de sus sentimientos de perdida o tristeza. O una manera de evitar llegar a términos con la mortalidad.

Ya imagino que estás pensando que todo esto es muy obvio, sí, lo es. Todos sabemos que nos vamos a morir ¿No es así? Pero no dedicamos demasiado tiempo en pensar acerca de ello. Aquí hay un ejercicio:

Visualiza la siguiente situación: es una hermosa noche primaveral y estás saliendo de tu habitual Bar, Disco o Logia Masónica. Es un poco tarde y caminas apresurado. También lo hace el hombre que fue a tu mismo Bar con la motosierra. Ustedes dos se encuentran en el medio de la calle. Dejas de existir.

I. Si esto fuera a suceder el próximo viernes (no hay manera de evitarlo, ni precaución posible) ¿Qué harías entre hoy y ese momento? ¿Con quienes hablarías y que les dirías? ¿Qué harías con el dinero que tienes? ¿Y por qué aún no hiciste todo esto? Haz una lista.

II. Sabes que esto va a ocurrir, pero dentro de dos años, hazte las mismas preguntas.

Es obviamente difícil simular mentalmente un evento como éste. Sin embargo, casi nadie considera que eventos como este suceden a diario. Estadísticamente podría sucederte mañana. ¿Estás haciendo exactamente aquello que deseas? ¿Por qué no?

La muerte es el fin. A menos que seas cristiano o Budista, en esos casos puede ser el inicio de una gran fiesta o la oportunidad de transformarte en un lagarto o algo así, pero todo esto es mera especulación. Nadie sabe con certeza que sucede tras morir, ni siquiera aquellos que pasaron un rato allí y vieron un túnel con una luz al final y decidieron volver (4). Y como nadie lo sabe con certeza, probablemente lo mejor sea ver el resultado y asumir que probablemente tan sólo alimentaremos gusanos por cien años y esa es una estimación generosa (5)

Así que en tus entrañas sabes que vas a morir y eso es todo ¿no es así?

Te vas del cine y un maldito gusano está allí con su servilleta anudada al cuello. ¿Qué pensás hacer al respecto?

La gente tiene distintas reacciones frente a la muerte. Para simplificarlo, trazaré una interesante línea entre la gente "normal" y la que sabe que tiene una enfermedad mortal (6):

1. La gente a la que se le comunica que tiene una enfermedad terminal usualmente utiliza la NEGACIÓN: "No va a suceder, necesito una segunda opinión". Y esto es bastante acertado, no es posible confiar en los doctores, ellos QUIEREN que estés enfermo. En la vida diaria, la gente, niega el hecho de la existencia de la muerte todo el tiempo. Hay grandes industrias dedicadas a este rubro. ¿Alguien desea cirugía plástica? (Bueno... tus pómulos pueden durar un par de miles de años, pero ciertamente vos no lo harás). Por esto es que la IMAGEN de juventud es tan importante en la publicidad. La nostalgia es un intento de retornar a la juventud, literalmente dar la espalda a la muerte.

2. Tras la etapa de la negación llega el ENOJO. Particularmente en los jóvenes: "¿Por qué yo? Tengo tanto por vivir..." y el sentimiento de la vida escapándose de las manos trae el enojo en donde ya no importa el estado de salud. La vida puede ser aburrida. Tenés el dinero suficiente para vivir, pero te sentís hastiado. Alienado. Sabes que, a menos que las cosas cambien radicalmente, morirás sin haber hecho las cosas que realmente deseabas hacer. Y haces responsable de esto a la gente con cargos inferiores en tu trabajo, a tu familia, amigos, etcetera.

3. El enojo es seguido por la ESPECULACIÓN acerca de la vida. Nuestro paciente se pone religioso. Comienza a rezar por una extensión, comienza a realizar obras buenas para que Dios lo acepte en el cielo o que al menos le permita ver otra Navidad. O entrega todo su dinero a obras de caridad y donan sus cuerpos a la ciencia. Claro, uno de los principales atractivos de las religiones al estilo del Cristianismo es que si se siguen algunas reglas sencillas se trasciende a la muerte. Es la especulación llevada a su condición más ilógica (esto ha llevado a algunas sectas a predicar que si se cometen todos los pecados y una vez en la cama mortuoria uno se arrepiente, uno se acerca a Dios). Esta ideología es también una excusa para no vivir al máximo tu vida. Después de todo es sólo un precalentamiento para los placeres del Cielo. ¿O está ese Satán alejandote de tu senda del bien? La especulación es divertida. Y siempre sos estafado en éste trato.

4. La etapa de la DEPRESIÓN es bastante obvia. Es decir, es el final. El final de todo. No existe nada más deprimente que esto. No hay nada que decirle a un enfermo terminal que se encuentra en esta etapa. ("¿Están tan mal las cosas?" - "Al menos tenés tu salud?"). La principal cosa que la gente hace para subsistir su depresión es matar el tiempo. Salirse de su cabeza para olvidar aquello que se aproxima. Las drogas son ideales para esto, especialmente las depresoras como la Marihuana, la Heroína, el Alcohol y la Televisión. Podes involucrarte en la vida de los personajes de las series en vez de preocuparte por la tuya. Podes dormir todo el día con Marihuana y Heroína y sin embargo no tener ningún sueño vivido. Por supuesto, la ironía de esto es que todos los métodos que la gente utiliza para evitar la muerte son sólo formas de acercarla. "¿Por qué matar el tiempo cuando podrías matarte a vos mismo?" dijo un viejo sabio.

5. El estado final es el ACEPTAR, aunque no todos la alcanzan. Algunos buscan aún una segunda opinión o una tercera opinión o CUALQUIER OPINIÓN QUE SEA SU OPINIÓN cuando mueren.

Los Pacientes que llegan a este estado sienten paz consigo mismos. Hablan poco. No están ni enojados, ni deprimidos. Una Iluminación al estilo Zen. Sus miedos se liberan, sus contradicciones se olvidan.

Aún no sé si es posible llegar a este estado en nuestra vida diaria, aunque he estado allí por momentos. Sé que la muerte es el fin y no aceptar esto nos esclaviza. Debemos intentar examinar esto sin rodeos para realmente vivir. Y allí es donde comienza el gran problema. Sé que tengo a los cinco niveles flotando en mi cerebro en algún nivel. Y sé que exorcizarlos es una de las cosas más importantes que debo hacer en el breve periodo de tiempo que queda (7). Hay cosas más interesantes para hacer que vagar como un Zombie. Yo creo que puede ser un eslogan positivo, incluso liberador. Y vos PODRÍAS estar muerto mañana. entonces ¡Haz algo al respecto!

John Eden


NOTAS:

(1) Es interesante, no hay publicidad durante "banned season" en canal 4

(2) Esto realmente sucedió con unos niños a los que mi hermana cuidaba hace algunos años.

(3) Aunque no sé de ningún estudio que se esté llevando a cabo. Deberás examinar en tu librería y ver si no tienen algo así como "La Psicología del Humor"

(4) Obviamente estamos hablando acerca de experiencias cercanas a la muerte, para más información mirá nuestro cassette "Signs Ov Life".

(5) No apoyo a Robert Anton Wilson ni a los dementes de la Longevidad y su obsesión con la inmortalidad. Con los avances médicos alguna gente mejoró y otra no. 80 años de actividad focalizada son mejores que 800 de necrofobia estática. Una extensión está bien, pero cuando hay que irse, tan sólo hay que irse. No tiene demasiado sentido la inmortalidad. Si dejáramos nuestros cuerpos y nos fuéramos al espacio... bueno, esa es otra historia.

(6) Estudio efectuado por Elizabeth Kubler-Ross (1970) "On death and dying"

(7) A excepción, tal vez, del enojo que puede actuar como acicate para hacer algo positivo. El enojo es como la arquería, hay que saber elegir un buen blanco y cuando disparar.

Traducción por Julián Moguillansky