Sacrificio e Iniciación

Neoist Alliance (Stewart Home)


Sección Contraculturas

  RE: ACTION #3, Periódico de Neoist Alliance

' Ni Crowley ni Guénon ' - Solsticio de invierno de 1995

Sacrificio e Iniciación

 

El desdoblamiento material de la historia lleva hacia el desarrollo de una conciencia de clase.

Universalmente el sacrificio consiste en la matanza ritual de animales domesticados por parte de sociedades agrarias o pastoriles. El sacrificio es el producto de culturas secundarias. Es un producto de la civilización. La idea de que el sacrificio es una práctica primitiva proviene de la mitologízación que las sociedades agrarias crearon con respecto a la caza. Esta reinterpretación agraria de la conciencia de los pueblos cazadores y colectores ha creado la fantasía de que el sacrificio es una experiencia de lo tremendum en vez de una forma ordinaria de trabajo "social". La falacia de ese ritual (y por lo tanto, la de la Religión) consiste en creer que se trata de un "hecho bruto" y no del trabajo e intelecto de la cultura.

El sacrificio y la iniciación se encuentran en razón inversa con respecto al otro: allí donde existen complejos sistemas iniciáticos, el sacrificio prácticamente no se ha desarrollado; en cambio, allí donde existen complejos ciclos e ideologías de sacrificios, la iniciación es en gran medida desconocida. Incluso, la iniciación es para el cazador, el recolector y el agricultor primitivo lo que para el agrario y el pastor es el sacrificio. Sin embargo, la iniciación es también sin duda alguna un producto de la "cultura" y no uno de la "naturaleza", consiste en tornar corriente aquello que es la experiencia de lo tremendum. Las dimensiones temporales de la iniciación (en muchos casos, un asunto que toma veinte o más años, con límites bastante ambiguos), en contraste con la extremadamente binaria compresión e irreversibilidad de la matanza ritual, dejan muy en claro que la iniciación es un asunto bastante más relativo al trabajo social que al drama.

El sacrificio es, en gran medida, una meditación acerca de la domesticación. Una teoría del sacrificio debe comenzar con el animal domesticado y el proceso socio-cultural de domesticación. La reorientación temporo-espacial más obvia que puede relacionarse con la domesticación es el concepto de "comunidad sedentaria". Esto marca un hiato con respecto al mundo social del cazador y el recolector, un mundo de inmediatez, habilidad, azar, a diferencia de un mundo de planeamiento "social".

El sacrificio se encuentra intrínsecamente relacionado a la alienación y la domesticación, es la elaboración de la caza selectiva, en contradicción con la caza fortuita. Para el domador, el matar es un acto de discriminación precisa, con un ojo puesto en el futuro. En el mundo de la domesticación y el sacrificio, los animales inmaduros serán sacrificados más frecuentemente que aquellos ya capaces de reproducirse, los machos serán matados más frecuentemente que las hembras.


Traducción por Julián Moguillansky