Insurrección Alquímica

Neoist Alliance (Stewart Home)


Sección Contraculturas

  RE: ACTION #3, Periódico de Neoist Alliance

' Ni Crowley ni Guénon ' - Solsticio de invierno de 1995

Insurrección Alquímica

BORDIGUISMO PSICODÉLICO Y
EL CUERPO MÍSTICO DE CRISTO EL REY

 

  • "Ya que siempre que somos bellos es porque estamos poseídos por nosotros mismos, y cuando somos feos es porque nos hemos cambiado a otra naturaleza; entonces cuando nos conocemos somos bellos y somos feos cuando no nos conocemos" -Plotino
  • "Es una característica del estudio de la verdadera ciencia oculta, que puede ser explicada a todos los hombres como una parábola, con reverencia a los antiguos, el parecer a muchos que se trata del vuelo de una imaginación aguerrida: necesitamos, por lo tanto, nunca temer el hablar de forma abierta, la Palabra sólo llegará a aquellos que deben ser tocados por ella"-Papus
  • "Si uno desea penetrar en el más profundo nivel de realidad, uno puede decir de forma objetiva que 'el fin del mundo' no puede ser ni será nunca algo más que el fin de una ilusión" -René Guénon
  • "Desde mi experiencia personal con varios idealistas del tipo Hegeliano o Marxista, tengo la impresión de que un gran número de hombres con una considerable energía intelectual, que perfectamente podrían ser Marxistas, prefieren ser Hegelianos meramente porque Hegel es bastante más complicado" -Erich Voegelin
  • "Una época sin fealdad es una época sin progreso" -Asger Jorn

 

San Pablo en su Primer Epístola a los Corintios asevera que los hombres están provistos por Dios de una serie de dones, y usando la metáfora del cuerpo humano señala cuan tonto sería si una parte del cuerpo quisiese pelear con otra, o inlcuso si una parte del cuerpo quisiese dejar de ser parte del cuerpo. San Pablo insiste en que esto no es una mera analogía, sino que la sociedad humana es realmente el cuerpo de Cristo.

Claramente esta noción está relacionada con la doctrina del centralismo orgánico, promulgada por el izquierdista y comunista italiano Amadeo Bordiga. Según Bordiga, que se oponía a las tácticas de unificación por parte de la Internacional Comunista, el Partido sólo debía consistir en militantes teóricamente coherentes. Una vez que se diera la revolución por parte de los trabajadores, el Partido debía transformarse en el órgano de administración central de la sociedad humana -teniendo una función similar a la que el cerebro tiene en el cuerpo humano.

Más que de tratarse de una observación digna de mérito, el párrafo precedente es meramente una parodia de la técnica retórica empleada por Karl Popper en su tedioso ensayo "La Pobreza Del Historicismo". Esta broma positivista es notoria por su literalidad, aparentemente Popper creía que el propósito del historicismo era predecir el futuro, mientras que cualquier persona que entiende la metodología Marxista puede ver que aquellos propagandistas que analizaron los ciclos de la historia y luego hicieron proyecciones hacia el futuro estaban intentando influenciar a las sociedades en las que vivían mediante técnicas psicológicas, y muy poco les importaban las ilusiones pseudo-científicas que pretendían emplear.

Mientras que centra sus ataques en los mismos blancos que eligió Popper, el Cristiano conservador Erich Voegelin en su libro "Ciencia, Política y Gnosticismo" trata en extensión el tema que él describe como la 'especulación Gnóstica' de Hegel. Reviviendo el inmanentismo que existía en la teología Gnóstica y al identificar por completo a la divinidad con la conciencia humana, Hegel preparó el camino para Marx, Nietzsche y todo otro teórico moderno digno de algún mérito. Los Gnósticos reemplazaron a la deidad trascendente por el poder de la mente humana iluminada. Hegel, al revivir este mito bajo el disfraz de la filosofía, abrió el camino para aquellos que lo siguieron en su despertar para 'venir antes que Cristo y asesinar al amor'. Mientras que el reaccionario Voegelin denuncia a La Fenomenología del Espíritu de Hegel como el manual de un hechicero, aquellos radicales que han adoptado el método Hegeliano y simultáneamente han abandonado su sistema, están más que felices de usar esta obra como su grimorio.

Sin embargo, a pesar de admirar el movimiento sin descanso de la dialéctica Hegeliana, nos mantenemos críticos de la confianza conceptual que Hegel tenía en las Eneidas de Plotino y los trabajos de Proclo de Atenas como Institutio Theologica o In Platonis Theologiam. Tal como Voegelin lo nota, existen similitudes entre la Fenomenología de Hegel y el movimiento del alma Neo-Platónica desde el descanso primordial hasta la alienación y el estado de alteridad, y el posterior regreso a la supuesta fuente del alma, o la llamada unión con el ser divino. Más que buscar un regreso a la unidad, una cadencia que conforma la obra completa de cualquier tradicionalista mediocre como Papus, Guénon, Julius Evola o Hakim Bey, la Alianza Neoista busca un nivel más elevado de desintegración social. Por supuesto, de esto se infiere que buscamos la disolución de aquellas formas culturales que estructuran esta sociedad. Además de nuestros continuos ataques al discurso de la filosofía, dos de nuestros blancos más inmediatos son aquellos dos fantasmas gemelos conocidos como el avant-garde y el ocultismo.

Mientras que los ocultistas pasan gran parte de su tiempo falsificando la antigüedad de las prácticas que realizan, la insistencia que hace el avant-garde acerca del elemento de la innovación en sus creaciones conduce a una espuria negación de sus raíces históricas. En este sentido, el avant-garde y el ocultismo son dos caras de la misma moneda, son el polo positivo y el polo negativo que generan este multifacético enigma llamado sociedad contemporanea. Ya que el avant-garde se hace visible a través de Manifiestos, deve ser evanescido. De igual manera, el ocultismo, como una colección de doctrinas secretas, debe ser realizado (es decir, manifestado); de esta manera ambos fenómenos se suprimirán simultaneamente. La falsa Hegelización de Dadá y el Surrealismo producida por la Internacional Situacionista ha oscurecido por mucho tiempo la necesidad de efectuar este procedimiento. Ya que el avant-garde no es deseable, vamos a evanescerlo al unirlo con su opuesto polar. Al unir al avant-garde con el ocultismo (en su forma Druidica-Celta) bajo el nombre de Avant-Bardismo, la Alianza Neoista disuelve ambos fenómenos, y simultáneamente destruye la falsa comunidad engendrada por relaciones sociales capitalistas, una forma 'social' predicada sobre la oposición espectacular de estos dos modos gemelos de invocación o-cultural.

Ya que la Alianza Neoista toma la retórica de sus oponentes y re-ordena su discurso como un medio para disolver la ideología, se deriva de modo inevitable que ciertos ineptos pasivos creen que estamos involucrados con lo oculto. Nada puede ser más alejado de la verdad, ya que como hemos previamente señalado, realizar el ocultismo es abolirlo. Sin embargo, para aquellos imbéciles que aún deben escalar las alturas de la incoherencia teórica para así abandonar la ilusión de una identidad fija, nuestras actividades permanecerán tan oscuras como la noche en que todas las vacas son negras. Las personas pro-situacionismo, y los demás desperdicios de la burguesía, son incapaces de atravesar el pasaje que estamos creando entre la teoría y la práctica. Esto no es algo que permanecerá así por siempre, sino una corriente que conduce a una dirección específica. Naturalmente, se infiere de todo esto que nosotros no repetiremos el error de pasar treinta años intentando alcanzar la 'introspección' que indica que 'todas las creencias son falsas' en una manera que no se refute a sí misma, tal como lo hizo Henry Flynt.

Para nosotros,

¡LA CREENCIA ES EL ENEMIGO!

Traducción por Julián Moguillansky