La Medida de Ludd

Nigel Ayers


Sección Contraculturas

El error que cometen muchos de los que se erigen como facciones opositoras es asumir que la forma de vencer al capital es responder de forma irracional -o quizá tomar tantas drogas como sea posible, o poner bombas en recintos de compras. Sin embargo, para entender y derribar los procesos míticos del capitalismo, debe recordarse que a pesar de que el capitalismo no sea un sistema racional, existe un método en su demencia. El capitalismo es un sistema de magia ritual, cuyo poder reside en la manipulación de símbolos. Las herramientas mágicas que sus iniciados utilizan son: el mapa, la bandera, el reloj, la regla, el calendario, la moneda, el nombre. Es un sistema de equivalencia.

El experto en geomancia Nigel Pennick señala la idea de líneas imaginarias, que uniendo distintos puntos, conforman amplias grillas y redes energéticas a través del paisaje y proveen un marco conceptual para la visualización; la visualización es una habilidad fundamental que los ocultistas utilizan para influenciar los eventos. Se dice que, incluso si estas líneas no son más que el producto de la imaginación, aún así funcionan. La Geomancia, practicada con gran ahínco por los hippies con uniforme del Tercer Reich, tiene gran similitud con la práctica del Feng Shui, que aún hoy en día es utilizado para el control social en China. Estas prácticas utilizan al paisaje como si fuese una metáfora del cuerpo humano. El control de la población se ejerce mediante una forma masiva de acupuntura en los 'centros energéticos' del paisaje-cuerpo.

La palabra 'omphalos' significa 'ombligo' y se refería originalmente al omphalos de Delphi, lugar que los antiguos griegos consideraban el centro de su mundo y funcionaba allí el Oráculo de Apolo. Delphys significa 'vagina' y desde una piedra horadada en Delphi era posible oír la voz oracular de la deidad. La Búsqueda del Omphalos, un libro escrito por miembros del grupo Northen Earth Mysteries, narra una leyenda Celta acerca del Rey Ludd. En esa historia, el mítico Rey Ludd era instruido para vencer a los opresores de su reino de la siguiente manera: debía medir la longitud y el ancho de sus tierras y en el centro exacto encontraría un lago con dos dragones luchando. El Rey Ludd realizó esto, encontró los dragones y venció a sus enemigos opresores. Los autores de La Búsqueda del Omphalos unen esta historia con las leyendas nórdicas sobre el Arbol del Mundo, Yggdrasil, y por alguna razón muy poco fundamentada concluyen afirmando que el centro de Ludd era Oxford. También sugieren algunos otros sitios como posibles centros de energía del omphalos de Inglaterra. No causa sorpresa alguna que varios de estos se encuentren cerca de Loughborough, donde su libro fue publicado. También sugieren otros posibles sitios como Stonehenge, Londres y el pueblo New Age de Glastonbury (¡Puaj!).

Siendo yo un literato y un empirista, pero jamás un seguidor de la New Age, decidí aplicar el método de la medida de Ludd para determinar el omphalos de Inglaterra. En un mapa geográfico tracé rudimentariamente una línea que iba de Norte a Sur, desde un punto entre Berwick y Tweed hasta Bournemouth; luego tracé una línea desde el Oeste hacia el Esta, que comenzaba en el puerto de Ellesmere e iba hasta Skegness, así determiné que el centro se encontraba alrededor de la zona más poblada de Derbyshire. Curiosamente, el centro se encuentra justamente en uno de los lugares que los autores de La Búsqueda del Omphalos descartan por tratarse de una 'especulación sin sentido'. Luego efectué lo mismo pero de manera precisa y encontré que el lugar exacto del centro está en el pueblo de Tideswell, en Derbyshire.

Volviendo a la metáfora del cuerpo de forma un poco más alegórica, Tideswell está cerca del comienzo de los Montes Peninos, conocidos como 'la columna vertebral' de Inglaterra, y por lo tanto deben estar en línea con el ombligo. Esto se aproxima a lo que algunas escuelas orientales llaman el 'Hara' o el centro exacto del cuerpo. Si el país es un cuerpo físico, y los Montes Peninos son su columna vertebral, entonces los viejos centros industriales forman sus órganos vitales. Tideswell tiene una población de alrededor de 2.000 personas y, por suerte, ha escapado a la atención de los seguidores de las corrientes New Age, probablemente porque está lejos de Londres, probablemente porque no hay allí ningún festival anual de música pop, probablemente por su clima, probablemente porque sus habitantes son de clase obrera.

En los últimos años, la imagen de Tideswell ha comenzado a mutar, cada vez es menos un lugar de desoladas praderas cubiertas de excremento vacuno y cada vez es más un lugar donde la clase media desea residir. Debido a ciertas manipulaciones simbólicas, las cualidades que hacían que el lugar fuese aburrido y poco interesante (su lejanía a la velocidad de los centros urbanos, su carencia de grandes tiendas de comercios, por ejemplo) han sido transformadas ahora en cualidades positivas. El lugar se ha transformado en un codiciado sitio para la industria del turismo, con sus negocios de artesanías que evocan un tiempo pasado que jamás existió. La noción de un centro psíquico es tenida en cuenta por la imaginería que proyectan los medios de comunicación electrónicos. El Folklore es un medio activo y el trabajo que se desarrolla con éste se hace mediante la manipulación de símbolos. Lugares como Stonehenge, Glastonbury, el Parlamento, el Pentágono, la Tierra 'Santa', etc. tienen un valor intrínseco distinto a su valor mundano como lugares que proveen de comida, hogar y pasatiempos a su población local. Su valor como espacios psíquicos proviene del Folklore (o 'historia') que los rodea y el uso que se hace de éste. El área norte de Derbyshire, que ahora es percibida desde la imaginería de cuento de hadas del Parque Nacional de Peak District y la serie de TV llamada "Peak District", fue de hecho el lugar donde surgió la Revolución Industrial. Hasta hace poco, los molinos textiles y las minas eran las principales industrias de allí (y no la agricultura). El pueblo de Comford fue el primero de los pueblos, en Gran Bretaña, que fue creado específicamente para hogares de trabajadores fabriles. Las atroces condiciones de trabajo que incluso afectaban a los niños lograron que la zona sea conocida como "El Molino del Diablo", y aquí retornamos a la historia del Rey Ludd.

A comienzos del siglo diecinueve, surgió un grupo que fue conocido como "los Luddistas". Eran artesanos que vivían en Derbyshire y Nottingamshire que llevaron a cabo ataques contra los molinos y fábricas que regían sus vidas e imponían condiciones casi esclavistas para el proletariado local. Los miembros del grupo se mantuvieron en anonimato mediante la técnica de asumir todos simultáneamente el nombre "Ludd" y variaciones como "Rey Ludd", "General Ludd" y "Ned Ludd". A pesar de que los Luddistas atacaban la maquinaria de los molinos, es absurdo asumir (como sucede en muchos debates) que los Luddistas se oponían a la tecnología. Lo que ellos atacaban eran las nuevas divisiones del trabajo impuestas por los dueños de los molinos, es decir, la creación de las nuevas entidades de clase media y clase obrera, con el reloj fabril para regular el comportamiento social.

Los molinos de Cressbrook y Litton, donde trabajaba casi toda la población de Tideswell durante la primer mitad del siglo veinte, fueron abandonados a fines de la década de 1960. Luego volvieron a ser puestos en uso a mitad de la década de 1970, cuando para el desagrado local, se colocó una Swastika Nazi sobre el Molino del Diablo. Los responsables de esto fueron los productores de la serie de TV Colditz, ya que el edificio del molino fue usado para ambientar las escenas del Castillo de Colditz.

Tideswell sin embargo mantiene algunas tradiciones de su pasado de zona de agricultura. Sus habitantes son conocidos como Sawyeds ("Saw Heads", literalmente: 'Cabezas de Serrucho'). Esto se origina en la historia de un granjero local, que cuando cuando la cabeza de una de sus vacas se atoró entre las barras de la puerta de un cerco, decidió cortar la cabeza de la veca en vez de dañar al costoso cerco. Esto es seguramente una memoria deformada por el Folklore de un sacrificio animal efectuado para acabar con las disputas territoriales. Desde 1980, los granjeros de Tideswell son obligados a cortar la cabeza de todas sus vacas después de matarlas para combatir la difusión del virus BSE (la 'vaca loca'). El pánico al virus BSE reapareció fuertemente en 1996, cuando el cometa Hyakutake apareció en Abril, en coincidencia con un eclipse lunar. Un conflicto de comercio se dio entre Gran Bretaña y Europa Continental, que fue resuelto con un ritual masivo de sacrificio vacuno.

La invención de lo 'rural' está íntimamente relacionada con la invención de lo 'urbano'. Es decir, con la alteración de un lugar de vida, experiencia y trabajo para transformarlo en un producto de consumo. Peak District, en Tideswell, donde comenzó la Revolución Industrial, es el lugar donde la reinvención de lo 'rural' se está llevando a cabo por parte de los Parques Nacionales y la Industria del Turismo. No hay espacio en este ensayo para examinar si se trata de una conspiración ocultista o la eficacia de la estrategia de los nombres múltiples actuando desde el objetivo opuesto para el que fueron creados. Pero puede decirse que la continua historia del capitalismo ha estado dragando poder desde un centro físico a uno abstracto. Un centro que se encuentra fuera de todo alcance, colocado en los reinos quasi-místicos que sus sacerdotes han soñado. Este lugar de equivalencia pura - de grandes recompensas - solía llamarse Cielo, hoy lo llaman Cyberespacio o Internet.

Traducción por Julián Moguillansky


Nigel Ayers es la persona que está por detrás de la publicación del esporádico Network News, y simultáneamente es la persona por detrás del proyecto musical Nocturnal Emissions. Agradecemos que gentilmente nos haya permitido publicar este ensayo suyo.